Polenta

Polenta Cocida

Aquí vamos a detallaros cómo preparar la polenta para poder emplearla en todo tipo de recetas, tanto las que os mostramos en la web como otras diferentes. En concreto vamos a emplear la conocida como polenta pronta o instantánea.


Receta de polenta cocida 

Te enseñamos paso a paso, cómo hacer polenta cocida, de una manera fácil y rápida, para que en un par de minutos, puedas disfrutar de este rico plato en familia.


Ingredientes: 

  • 250 gramos de polenta instantánea
  • 500 ml de leche entera
  • Una cucharada de mantequilla
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada

A la hora de preparar cualquier plato con polenta podemos utilizar la polenta tradicional, que no es más que harina de maíz muy fina, o bien se puede utilizar la más que recomendable polenta instantánea, también conocida como polenta pronta o polenta precocida, que tiene la gran ventaja de prepararse de forma más rápida y sencilla. Mientras la polenta normal necesita una cocción más larga, con la polenta instantánea conseguimos el mismo resultado en menos tiempo de preparación. Os recomendamos siempre preparar la polenta siguiendo las indicaciones que aparezcan en el paquete, para poder cocerla de la forma más correcta, aunque suele ser siempre muy similar de una marca a otra

Preparación:

Paso 1: Aunque se puede cocer emplendo agua o algún caldo, nosotros emplearemos leche para cocer la polenta precocida. En una cacerola de tamaño adecuado ponemos la leche a calentar, junto a una cucharada de mantequilla. Esperamos a que comience a hervir la leche y se haya fundid la mantequilla, y en ese momento retiramos la misma del fuego y echamos en la cacerola la polenta instantánea y pimienta negra molida y nuez moscada al gusto. Vamos a remover sin parar hasta que la leche se absorba por completo, formándose una masa cremosa y muy densa.

Paso 2: Teniendo ya nuestra polenta cocida y con la textura adecuada, vertemos la misma en un recipiente engrasado previamente con un poco de aceite o mantequilla, para evitar que la polenta se pegue al mismo una vez se seque. El recipiente puede ser de cristal o cualquier otro material, y el tamaño del mismo dependerá de si queremos utilizar después la polenta para servirla más o menos gruesa, ya que si por ejemplo vamos a freirla, lo más adecuado es que nos quede bien extendida y con poco grosor. Al acabar metemos el recipiente con la misma en la nevera para que la misma se cuaje del todo.

Paso 3: Cuando tengamos la polenta bien compactada la vamos a desmoldar y ya la podemos utilizar para preparar la receta que tuviéramos pensado preparar, para cortarla y servirla según necesitemos. En esta web te proponemos recetas variadas para que puedas prepararlas y aprender a cocinar la polenta de las mejores formas y puedas disfrutar de la misma acompañada de todo tipo de ingredientes y preparadas de varias formas. Esperamos que os gusten.


Te dejo un video donde nos muestra cómo hacer polenta cocida de una manera muy práctica y fácil.


Conclusión: 

Como conclusión a esta receta fácil de polenta cocida, te animamos a que la pruebes ya que en unos simples tres pasos, vas a poder disfrutar de un plato muy nutritivo y delicioso, que por lo general les gusta a toda la familia y su preparación es muy rápida.

Summary
recipe image
Recipe Name
Polenta cocida
Author Name
Published On
Preparation Time
Cook Time
Total Time
Average Rating
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar