Arroz con pollo

Recetas para preparar un estupendo arroz con pollo, un plato completo, saludable y que gusta a casi todo el mundo. Es una magnífica elección para almorzar cualquier día de la semana. Os detallamos las recetas de arroz con pollo paso a paso para que os resulte sencilla de hacer en casa.

Recetas de arroz con pollo 

Hay muchas y variadas recetas para preparar arroz con pollo, todas ellas tienen una base similar de ingredientes, pero cada una de ellas puede incluir algunos ingredientes adicionales que la hacen diferente a otras. Además se pueden hacer las recetas con distintos tipos de arroces y acabados distintos, como puede ser un arroz caldoso o bien un arroz más seco, o un arroz al horno. Vamos a comenzar con una receta sencilla y que suele gustar mucho, una receta ideal si queréis aprender a hacer arroz con pollo. Esta es una receta para 3 o 4 comensales.



Arroz con pollo

Ingredientes:

  • 300 gramos de arroz redondo
  • gramos de guisantes
  • Un pollo troceado
  • Una cebolla pequeña
  • Dos dientes de ajo
  • Dos tomates maduros
  • Dos pimientos verdes
  • Un litro de caldo de pollo
  • 175 ml de vino blanco
  • Una o dos hojas de laurel
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Azafrán o colorante alimentario
  • Aceite de oliva virgen
  • Un limón (Opcional)

Preparación:

Paso 1: Lo primero que vamos a preparar será el pollo que utilizaremos para hacer el arroz con pollo. Nosotros empleamos un pollo entero troceado, aunque podéis sustituirlo por otras partes que os gusten más, como pechugas o muslos, por ejemplo, aunque siempre os recomendamos que este cortado en trozos no muy grandes. Lo vamos a limpiar bien para quitarle la grasa y los restos que no queremos, lo lavamos bajo el grifo y lo dejamos escurrir, para después salpimentarlo bien por todos lado

Paso 2: Y preparamos después el resto de nuestros ingredientes para la receta. La cebolla la pelamos y picamos en trocitos pequeños, intentando emplear una cebolla no muy grande, ya que usar demasiada en el refrito hace que el arroz posteriormente quede más apelmazado. Pelamos y picamos también los dientes de ajo. Los pimientos se lavan, se les quita la parte de arriba y las semillas interiores, y se cortan en trocitos del mismo tamaño que las cebollas aproximadamente. Los tomates los lavamos, les quitamos las semillas y los picamos en trozos pequeños. Se puede sustituir por tomate triturado si lo prefieres.

Paso 3: Vamos a usar una olla o cazuela grande, dónde podamos preparar la receta de forma cómoda y quepa todo. Ponemos una base de aceite de oliva virgen en la misma y ponemos a calentar, entonces agregamos los trozos de pollo y una o dos hojas de laurel, y vamos a ir removiendo para que todos los trozos se cocinen bien, hasta que queden bien dorados, con cuidado de no quemarlos. Una vez esté listo, lo sacamos y dejamos escurrir sobre papel de servilleta. En la misma olla vamos a echar la cebolla y el pimiento troceados, para que se vayan pochando, y echamos sal por encima. Si necesitas algo más de aceite, agrégala antes. Cuando la cebolla comience a cambiar de color, echamos los ajos laminados, dejamos un par de minutos y después vertemos el tomate, que cocinaremos a fuego suave unos 15 minutos, sin dejar de remover.

Paso 4: Cuando se hayan cocinado bien los ingredientes del refrito, vamos a usar la batidora para batirlos bien y formar una salsita, aunque esto es opcional, si prefieres dejar los trozos visibles no lo pases por la batidora. Incorporamos el pollo que habíamos dorado antes, volvemos a poner a fuego medio y agregamos entonces el arroz, del que os recomendamos usar un arroz de grano redondo, ya que toma mejor los sabores de los ingredientes y queda más sabroso, lo dejamos un par de minutos removiendo y después agregamos el vino blanco y dejamos que se consuma todo el alcohol a fuego fuerte, lo que tardará dos o tres minutos.

Paso 5: Al acabar vertemos el caldo de pollo y un poco de azafrán o colorante alimentario para dar color, removemos bien y se deja cocinar el arroz unos 15-20 minutos a potencia media, probando el arroz antes, para comprobar que está tierno. Cuando veamos que le falta poco para estar en su punto, agregamos los guisantes escurridos, y dejamos reposar el arroz unos minutitos, apartado del fuego. Pasado ese tiempo ya podemos servir este riquísimo arroz con pollo, empatándolo de forma individual y siempre en caliente, y a disfrutar de esta estupenda receta.




Summary
recipe image
Recipe Name
Receta de arroz con pollo
Author Name
Published On
Preparation Time
Cook Time
Total Time
Average Rating
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)
Botón volver arriba
Cerrar